Conociendo “La Pluie Est Belge”

Advertisements

A la mala gente, la mínima información

Escribir en libertad, hoy más que nunca

Cualquier comentario puede ser utilizado en tu contra en su presencia. Por lo tanto, puede que la mejor estrategia sea darles la mínima información.

Es una prueba para cualquier persona bien intencionada lidiar con una que no lo es.

Primero, porque parte en desventaja: su confianza no le permite ver la estrategia de la otra parte y tiende a pensar que, al igual que él, la otra persona no tiene mala intención, pero sí, la tiene. Es más, le saca años de ventaja a la hora de pensar y darle vueltas a la cabeza sobre cómo hacer daño a los demás. Sí, todo ese tiempo que pierdes pensando en proyectos que ayuden a tu comunidad y a tu progreso, ellos lo han invertido en pensar en cómo sacar partido a los puntos débiles de otras personas.

Segundo, la capacidad de reacción que tienen los bien itencionados no está entrenada. Al…

View original post 93 more words

Cuando éramos volcán

Enric Ochoa-Prieto

conmarcoY yo me fundía en tu sábana. Aún lo recuerdo. Dime que tú no. Que ya no sientes aquel terremoto. Miénteme desde otras manos y dime que el frío se puede soportar. Dímelo. Dime cómo escapar del ojo de la tormenta –tan perfecta, tan nuestra- que un día fuimos. Va. Hazlo.

Qué impredecible fuiste siempre, Tormenta. Qué fría, inesperada, altiva, insoportable, cariñosa, inteligente y rápida que fuiste. Te metías de noche en la mar sin temer el agua tan negra. Testigo la Luna. Qué ciclón. Me pillaste sin paraguas y yo que me alegro. Qué forma de lloverme y qué forma de salirte el sol. Qué todo y qué pena que ya nada.

View original post 162 more words

The big short

Invertir con idea

The Big Short. Gran película, que todo el mundo debería ver y entenderla, para saber como el sistema manipula, e intentar dejar de ser uno mas en el rebaño y aspirar por lo menos a cuestionarse las cosas, como bien hacen los protagonistas de este filme, que mientras los bancos se reían de sus predicciones, ellos insistían que el sistema hipotecario no era estable e iba a fallar. Decidieron apostar sobre esa clara hipótesis y la realidad les dio la razón, una razón muy amarga porque aunque se hicieron millonarios, muchas personas de a pie, perdieron todo lo que tenían.
Después de ver esta película, me reafirmo en mis convicciones: El inversor de éxito no sigue a nadie. Sigue su propio camino.

Conocer la manera que tienen el género humano de invertir y arriesgar te sitúa un paso por delante de los demás.

Y al darte cuenta de la psicología…

View original post 84 more words