2.014; sigue la degeneración del capitalismo

Marc Ribes

La construcción imaginaria de una economía de mercado puro o sin trabas supone que existe división del trabajo y la propiedad privada (control) de los medios de producción y que por consiguiente hay un mercado para el intercambio de bienes y servicios. Se supone que el funcionamiento del mercado no es impedido por factores institucionales. Se supone que el gobierno, el aparato social de compulsión y coerción, intenta o se interesa en la preservación de la operación del sistema de mercado, se abstiene de obstaculizar su funcionamiento, y lo protege contra infracciones por terceros. El mercado es libre, no hay interferencia, de factores ajenos al mercado, con los precios, tasas de salarios y tasas de interés. A partir de estos supuestos la economía trata de dilucidar el funcionamiento de una economía de mercado puro. Sólo en una fase posterior, después de haber agotado todo lo que se puede aprender desde…

View original post 1,777 more words

Advertisements

EGO Dismo o lo que ellos quieren que creas

El periodista es considerado un formador de opinión, eso llevó a muchos periodistas al ego.

El día de hoy escuche un fragmento del programa de Nelson Castro donde decía que el gobierno debía informarle primero a los medios de que querían informar y estos últimos determinaban si era importante o no.

La sociedad en general siempre considero al periodista como la voz autorizada para informar y opinar sobre los asuntos públicos, siendo sus declaraciones “palabra santa”. Vemos atentamente los noticieros y, en muchos casos, repetimos hasta el hartazgo lo que dicen en los medios sin siquiera poner un signo de pregunta a esas declaraciones totalmente intencionadas.

Antes, al no tener el acceso a la información que tenemos todos los ciudadanos hoy en día, no nos preguntábamos si había algún atisbo de subjetividad en las noticias. Pero actualmente, buscar información o indagar sobre algo que escuchamos en la tv es tan simple como respirar. Podemos “Goglear” todo aquello que escuchamos.

ego-620x300

Nelson Castro dejo claro que el periodismo tiene el ego del tamaño de la vía láctea. Se creen los dueños de la verdad, ellos son los que deciden que es noticia. Se colocan por encima de cualquier persona, incluso de un presidente.

Por ello están en contra de cualquier intención de pluralización de la palabra, teniendo en cuenta que el grupo Clarín tiene un monopolio que repite una y otra vez lo que ellos quieren que escuchemos.

Lejos de cualquier orientación política que tengan los invito a poner en práctica una mirada y un oído más agudo al momento de ver y escuchar los medios. Seamos críticos en cuanto a lo que nos brindan y pongamos en la balanza lo que ellos dicen y lo que nosotros mismos buscamos por internet.

La experiencia es muy enriquecedora.

Imagen gentileza http://www.sergerente.net